Osita

viernes, 3 de abril de 2009


Osita del campo, miel clarita, frutas del bosque...
Es tan linda y todos me dicen que no, que tiene cara de pájaro. Y puede ser, porque los pájaros son tan lindos, tan como ella. Me gustan los pájaros, me gustan como cantan en las jaulitas de mi rancho.
Y estos déspotas que me quieren borrar del mapa. Ahora me tengo que estar escondiendo en este boliche de mala muerte lleno de mugre.
Decile al de la barra que me traiga un whisky, Osita.
El señor de aquella mesa no me gusta nada. Intuyo que sabe algo. No se, se toca el bigote a cada rato y eso es de poco confiar.
Puajjj!!! Esto esta hirviendo, Osita. Tomá, que le pongan mas hielos, andá, andá.
¿Hasta cuando voy estar acá tirado?... Se me está poniendo fea la herida, che.
Estos tipos no se cansan, no van a dormir hasta encontrarme, huelen la caroña a kilómetros, como las comadrejas. Me preocupa mi familia, la Aurora, viejita mía, es tan frágil, como una ramita de otoño, tan desnuda y frágil. Si la llegan a tocar... ya van a ver si la lastiman.
Gracias Osita, sos tan linda. Vení, acostate acá, al lado mío. ¿Por que no? ¡Acostate te dije! Por favor, necesito oler tus cabellos que huelen al trigo después de la lluvia , al campo y a los girasoles. Vení, dejame que te huela así se me cura esta herida inmunda.
¡Rajá, rajá de acá !Nada de esto estaría pasando si no fuese por tu culpa. Vos tenés la culpa de la herida y de que está acá tirado cada vez mas cerca de la parca. ¿Me está esperando sabés? Cuando te fuiste a ponerme mas hielo se me arrimó y me quitó el aliento, decí que volviste pronto y se espentó. A vos no te quiere, sos demasiado joven y linda, y aire de las sierras, y ventisca de los glaciares.
Me lastimás tanto Osita... a veces me pregunto si tenés alma ¿sabés?
No llores Osita... Perdoname, yo te quiero, che.
Sos linda cuando lloras, se te pone la puntita de la nariz colorada y los ojos mas verdes. Dejame acariciarte, acercate. Vení.
Como quisiera volver el tiempo atrás, cuando me esperabas con las empanadas de cordero y me servías el vino tibio y compartíamos el fogón ardiendo reflejando en la ventana del rancho. Adentro el calor de nuestro nido, afuera las montañas, la nieve eterna predestinando nuestros corazones.
Esta herida me va a terminar matando, che. Me duele mucho.
Si, podés. Andá. No tardes mucho que el calor de tu cuerpo se pierde enseguida y necesito sentirlo. Después tenés que ayudarme a mí a llegar hasta el baño, no creo que pueda solo, pero andá, apurate.
A estas alturas deben estar despistados y agotados, seguro hacen una pausa hasta mañana, y para mañana ya voy a estar en mi Chile hermano, en medio de los Andes, con la tranquilidad de no tener a esos perros pisándome los talones.
El tipo de los bigotes sigue ahí, no es peligroso como pensaba, si no ya hubiese actuado.
Osita, te extrañé tanto, echate de nuevo que tengo frío, debo haber perdido mucha sangre. Dale, vení. ¿Que te pasa Osita? ¿porqué me miras así? Soy yo, tu Lobo guardián, tu refugio en la patagonia ¿te da asco la sangre? No te preocupes, creo que está cesando la hemorragia.
Osita... ¿qué te pasa?
No. Decime que no. Decime que es cierto que fuiste al baño y no que...
Osita de mierda!!!
Guarden esas armas, podemos conversar. Todo se puede arreglar.
Hija de mil puta!!!
No, no, no por favor!!! No me maten!!!
Te amo tanto Osita... perdoname, si te rapté durante todos estos años fue porque te amaba como el loco a su fantasía, como el fuego al leño, como la hierba al...
O- si- ta – a ...

8 comentarios:

Mourning Air ~ dijo...

un osa traicionera, pero el lobo muy asfixiante.-

que extraña historia,

un besote!

Ani dijo...

Pobre Osita...cuántos Lobos así andan dando vuelta por el mundo y no sólo con secuestros reales sino con secuestros psicológicos.

Muy bueno el perfil del psicópata. El ama a su manera enferma, que no es amor pero es lo que conoce.

Lo que se me mezcló un poco fue el lugar de la escena: al principio visualicé la historia en un bar, pero cuando él le dijo "acostate" me los imaginé en el rancho.

No entendí bien eso, pero me gustó mucho la caracterización del personaje, su ternura repulsiva cuando se vuleve despotismo y ansia de poder sobre su amada.

Felicitaciones Die! Cada día más lindo escribís, che!

Diego dijo...

En mi cabeza había tipo un catre/sillón en el bar, jeje o unos almohadones en el piso contra una esquina un poco retirada.
Sos mi mejor lectora, me gusta la crítica Aneta.
Besos y gracias!

Diego dijo...

Maga: Es extraña? Entonces que parezca extraña! Besos y gracias por comentar

Arle dijo...

Vissste que vos también andás asesinando tus creaciones! Pobre Lobo. Nadie entiende el amor posesivo.

Esa Osita, una shegua.

besos

Natalia Alabel dijo...

Osita no es ninguna yegua Arle!! bien por ella que logró escapar de las garras del Lobo!!

Diego dijo...

Arle: Este lo tuve que matar, era muy HdeP! No lo podía dejar vivo.
¿Tenés algún panteón en el cementerio sureño?

Naty: Hola!
Pero claro que si! Osita le tendría que haber golpeado en lo vovelines mucho antes al perruno. Besos y gracias por leer.

Vicky dijo...

Cuántos lobos posesivos hay por el mundo..me tocó toparme con uno en particular, aprendí que por m,ás seguridad que me de su protección, siempre más vale correr de los lobos..

 
Design by Pocket